¿Por Qué es mejor ir con tu mejor amigo/a a un Speed Dating?


Un amigo es quien celebra tus alegrías, te acompaña en los malos momentos y un compañero de vida, todos sabemos que las experiencias compartidas junto a personas que apreciamos siempre son mejores, no importa si es ir por un café, una caminata en el parque o simplemente ver un show de tv.

El speed dating es un método alternativo para conocer personas que consiste en charlas rápidas de 5 minutos, es muy divertido y sí, puede intimidar un poco si vas solo, aún más si es la primera vez y eres una persona tímida y reservada. Si tú y tu mejor amigo/a se animan a probar este método siempre tendrán una buena historia que contar. Esto también facilita la dinámica al conocer personas nuevas.

Unirte a un grupo es más fácil que entablar una conversación por ti mismo. Una de las ventajas que conlleva el ir con tu mejor amigo a una cita rápida es Intercambiar ideas acerca de las personas que conocieron y también la de hacer el papel de “wingman” un término utilizado en la seducción para los compañeros de ligue en las fiestas, estos nos presentan ante las personas de una manera espontánea, resaltan nuestras cualidades para que seamos la persona que destaca dentro del grupo sin que se vea como algo forzado o arrogante.

Tanto tú como tu amigo/a pueden tomar ese papel y cuidar las espaldas del otro. Esto hace la experiencia de conocer personas y ligar como algo mucho más gratificante.

Mientras más hábil socialmente sea tu amigo, mayores son las probabilidades de una conquista en el speed dating. Puede jugar un papel fundamental antes, durante y después de las citas rápidas. Pues si te encuentras nervioso/a él estará ahí para brindarte apoyo emocional y recordarte que estás ahí para divertirte, si estás cometiendo algún error también te lo hará saber antes de que empeore.

En situaciones sociales tensas es imprescindible contar con un apoyo en caso de que las cosas no salgan como esperamos.

Está comprobado científicamente que el ser humano es un ser social, desde sus inicios necesitó la ayuda de sus semejantes para cazar animales mucho más grandes que él, recolectar cantidades más grandes de alimento y formar una comunidad. Con los años hemos evolucionado y quizás no necesitemos ayuda para este tipo de cosas.

Pero la necesidad de compañía es algo que está en nuestro instinto, por eso nos sentimos mucho más seguros al estar en un sitio nuevo con personas conocidas, tenemos menos inhibiciones para actuar cuando nos encontramos en conjunto en Speed dates que implican mucha interacción social como fiestas, el trabajo, la universidad y las vacaciones.

Quizá todo esto ya sea más que suficiente para que te aventures con tu mejor amigo/a en el mundo de las citas rápidas. Vivimos una vez y hay que aprovechar cada nueva experiencia que el camino nos brinda, solo hace falta que tú y tu amigo/a tome la iniciativa.

Leave a Reply